seamp

El Versalles Murciano

     En todos estos años dedicados a la investigación y experimentación de campo, y sobretodo como fotógrafo, siempre me he visto atraído por el atractivo de casas o mansiones abandonadas, y más, si tras de ellas se cuentan algún tipo de leyendas o misterios.
      Desde hace años conocía la existencia de esta mansión abandonada, construida a principios del siglo XX, por un conocido y prestigioso arquitecto catalán, el cual omitiré para mantener el anonimato y ubicación de esta mansión.

      Mansión muy conocida a mediados del siglo pasado donde se celebraban grandes y lujosas fiestas, contando con gente importante y conocida para esa época. Por poner un ejemplo, uno de sus últimos personajes conocidos que actuó en esta mansión fue el cantante Rafael cuando se encontraba en pleno apogeo en su carrera como artista.





Mansión que pese a ser declarada BIC (Bien de Interés Cultural) se encuentra en completo estado de abandono. Vista aérea.

 Planos de la mansión y puerta principal de entrada a la finca
 

Fuente: Joaquín de Prada (Años 80)
  
Fotografías de distintos años, 1980 y 2000-
  
Fuentes Ctpatrimonio – Joaquín de Prada


        Indagando en su larga historia, y tras realizar varias visitas al lugar en reconocimiento, pude recoger el testimonio de muchos curiosos y testigos, que aseguraban que desde su abandono, extraños sucesos ocurrían tanto de día como de noche en su interior. Si ya me veía atraído por su historia y gran valor arquitectónico, ahora aún más por intentar averiguar acerca de esos extraños sucesos y encuentros con lo insólito. Decir, que siempre basado en “hipótesis” que baraja la parapsicología en el estudio e investigación de fenómenos extraños.

      He podido recorrer sus enormes habitaciones, pasillos y distintas plantas en numerosas ocasiones, observando los detalles arquitectónicos, decorativos... e incluso, en mis primeras visitas parte del mobiliario que aún conservaba, y que con el paso de los años ha ido desapareciendo como viene siendo habitual en estos lugares por personas que... omitiré mi comentario al respecto.
 
 
Diferencia del antes y el después

         Una vez concluida mi investigación sobre su historia, e intentar buscar también alguna particularidad que pudiese tener, una coincidencia directa con algunas "hipótesis" que intentan dar una explicación y cabida al porqué se producen fenómenos extraños, decidí entonces adentrarme en los hechos. Recopilando los testimonios de muchos curiosos y testigos que se habían aventurado a recorrer este lugar.

          Entre lo recabado, apariciones espectrales, gritos desgarradores procedentes de ninguna parte, incluso extrañas luminarias deambulando por su interior. Fue entonces cuando decidí comenzar con mis experimentaciones, realizando numerosas visitas continuadas a lo largo de los años (siendo la primera en 2008) realizándolas desde diferentes puntos de vista, situaciones y factores. Siendo éstas, visitas diurnas como nocturnas.

          Destacar, que no he encontrado en archivo o hemeroteca, una muerte trágica en este lugar, como cualquier otro tipo de hecho que pudiese dejarlo “marcado”, basándonos en la hipótesis de la “impregnación”, siendo así una posible “causa” en consecuencia de dichas apariciones. Pero en el transcurso de mis investigaciones, sí se produjo una muerte accidental en la mansión el día 14 de noviembre de 2011. Un hombre de 47 años caía desde el torreón desde una altura de 7 metros. Al igual, que algunas estancias sufrieron numerosos incendios tanto en sus interior como en sus amplios jardines y pinar con las que cuenta la finca.

 Noticias Diario Digital
Diario “La Verdad”
CARTAGENA

Investigan la muerte de un hombre en la finca Versalles
La Policía maneja como principal hipótesis que la víctima, un vecino 47 años, cayó de una altura de 7 metros mientras trepaba hasta el torreón
14.11.11 - 01:49 - Agentes de la Policía Nacional han abierto una investigación para tratar de determinar las causas de la muerte de un hombre de 47 años cuyo cadáver fue hallado ayer al mediodía en el Palacete Versalles. La hipótesis principal que manejan los investigadores es que la víctima, un vecino del barrio de San Félix de 47 años de edad, sufrió un accidente mientras trepaba hasta el torreón, que ha sido declarado Bien de Interés Cultural por la Comunidad Autónoma pero está abandonado por sus propietarios.

          Fuentes del caso explicaron que el cuerpo del hombre, cuya identidad no ha trascendido, fue encontrado en un balcón del edificio, al que se accede tras saltar una tapia y cruzar un jardín. Tenía sangre y signos de haber sufrido un fuerte golpe por una caída, probablemente al precipitarse al vacío desde una altura de unos siete metros cuando intentaba llegar al piso superior.
Las mismas fuentes indicaron que, tras la inspección ocular realizada por los agentes y las primeras pesquisas de los forenses, se afianzó la idea preliminar de un accidente.

         Una de las cuestiones que trata de aclarar la Policía es si el siniestro tuvo lugar durante una tentativa de robo, ya que el cuerpo estaba junto a una zona con cables y el inmueble ha sido escenario de continuos saqueos. En todo caso, la brigada de Policía Judicial tampoco descarta por ahora la posibilidad de un homicidio, en principio por imprudencia.

          Para ello, tienen como base el testimonio de familiares que alertaron de la desaparición de la víctima y relataron que supieron de él por última vez el sábado, cuando paseaba por la zona junto a otro hombre, al parecer un pariente. Un palacete expoliado Tras la correspondiente orden del juez de guardia, el cadáver fue trasladado al Instituto de Medicina Legal, donde hoy le será practicada la autopsia.
Además de robos y actos vandálicos, el Palacete Versalles o Villa Calamari (un complejo de principios del siglo XX de estilo modernista y obra del arquitecto Víctor Beltrí) sufre desde hace años incendios. El último fue en julio, cuando ardió una pequeña superficie de monte bajo y varios árboles.

La autopsia apuntala la hipótesis del accidente en el Palacete Versalles
15.11.11
EFE/ LA VERDAD | CARTAGENA. 
La Policía baraja la hipótesis de una caída accidental como causa más probable de la muerte de un hombre de 47 años el pasado fin de semana en el Palacete Versalles, según señalaron ayer fuentes policiales.

        La autopsia realizada al cadáver permitió afianzar aún más la hipótesis de que la muerte fue accidental, y como consecuencia de una caída desde siete metros de altura. Fuentes del caso relataron que se trabaja con la idea de que la víctima se precipitó sobre un balcón cuando intentaba trepara hasta el torreón de la casona abandonada. El cuerpo tuvo que ser rescatado hacia el mediodía del domingo por los bomberos, que se desplazaron a la finca junto con agentes de la Policía Judicial.

           Por ahora, los agentes de la Comisaría de Policía Nacional desconocen qué hacía en el interior de la finca el fallecido. En todo caso, el hallazgo del cadáver ha puesto de actualidad nuevamente el estado de Villa Calamari, más conocida como Palacete o Finca Versalles, una edificación burguesa símbolo del auge de la minería entre finales del siglo XIX y principios del XX y cuyo deterioro es evidente desde hace años.

         El inmueble y su jardín, cuya catalogación como Bien de Interés Cultural (BIC) está siendo tramitada, están abandonados desde hace años y han sido objeto de expolios e incendios. A pesar de que se ha construido un muro perimetral, son frecuentes los incendios y robos en el interior de la villa.

Lugar del accidente. Terraza y torreón.
  
 

Incendio interior de la mansión, parte del sótano.

           En esta veintena de visitas he tenido la suerte de poderlas compartir con compañeros investigadores y en otras, por grupos de investigación a los que tuve el gusto de invitar para compartir la experiencia, algo siempre positivo. Como también, en el caso de ese “encuentro” con lo insólito, no ser el único testigo. Y como en todas las experimentaciones, un protocolo a seguir obligado. El principal antes de realizar cualquier prueba, es el de la seguridad. Muchos de estos lugares abandonados son realmente un peligro por su estado ruinoso, por lo que siempre es obligado el reconocimiento del lugar a plena luz del día, para hacernos con el entorno.

Suelo hundido en una de las habitaciones por cuasa de un incendio en el sótano


  


 

 


          En este caso, pese al "buen" estado que presenta la parte exterior del edificio, en el interior todo se complica en un ala. Ya que el suelo sobre el sótano es de madera, y se han producido varios incendios en estos años de abandono, lo que dificulta su acceso en varias habitaciones. Sin duda, podríamos estar hablando del escenario perfecto para una película de terror, aunque nunca me dejé, ni me dejo, ya que continúo realizando experimentaciones a día de hoy, llevar por el lugar. Puesto que llegué a encontrar en mis primeras visitas y como he dicho anteriormente, parte del mobiliario aún esparcido por las habitaciones. Detalles de paredes empapeladas con temas florales y de fauna. La cocina casi al completo, mesas, sillas y armarios... la moqueta, puertas, e incluso una balaustrada que engalanaba la vistosa escalera. Ropa, zapatillas, enseres personales. .

          Reconocido el lugar y marcado en plano las zonas peligrosas, comencé realizando estas visitas con un reconocimiento visual de todo, tomando lecturas con los detectores electromagnéticos, iones, temperatura, cámaras térmicas, fotografiando cada rincón de la mansión y realizando una grabación continua de vídeo y audio. Señalizando lugares donde he registrados lecturas, lo que podríamos denominar "puntos calientes", para posteriormente, profundizar más en esas zonas realizando otra serie de pruebas más concretas. No debemos olvidar, tener controlado siempre el entorno del lugar a investigar, para evitar errores, o tenerlo presentes. Torretas de alta tensión, corrientes de agua, suministro eléctrico en la vivienda.... Cualquier medio o causa que pudiese alterar nuestros instrumentos de experimentación.
  

        Tras realizar tres visitas diurnas sin resultados aparentes, fue finalmente en la primera nocturna y acompañado por otros compañeros investigadores, donde a pesar de ser una noche accidentada, pudimos ser testigos de un hecho al que hoy sigo sin encontrarle respuesta concreta, y que tras el paso del tiempo sigo experimentando para llegar a esclarecer ese hecho ocurrido en mi propio laboratorio.
Siempre que comienzo una experimentación, lo primero que hago es colocar una videocámara “en grabación continua”, en un lugar concreto abarcando todo el campo a experimentar, hasta la finalización de dicha experimentación.

        Y esta videocámara, en mitad de una sesión de preguntas, para intentar captar “EVP” o “parafonías”, comenzó a comportarse de un modo extraño. Al guardar silencio en una de las preguntas de la sesión, la videocámara comenzó a apagarse y encenderse sola, realizando los pitidos pertinentes. Realizábamos otra pregunta, y al volver a guardar silencio, de nuevo se encendía y apagaba sola una y otra vez.
Lugar donde estaba la videocámara
Ángulo para captar todo el salón
  
        Podría tratarse de un error de la batería de la videocámara, algo "descartado", por varios motivos. En 8 años jamás la videocámara se ha comportado así, y de hecho sigue operativa, la batería que se agotó en ese momento (nueva), volvió a funcionar al salir del lugar, cargada por completo como si nada. Comprobada después en laboratorio y no tener ningún defecto, incluso sigue funcionando al 100%. Nunca la videocámara ha tenido ese “error” , tampoco a día de hoy, ya que sigue operativa. Cuando la batería se agota, la videocámara se apaga y no se vuelve a encender. Y no de la forma que lo hizo esa noche.
  
  
        Si a eso le añadimos, los sonidos que emite la videocámara al apagarse, que interactuaron con nosotros mientras realizábamos una ronda de preguntas. Sumado a las altas lecturas en los detectores de campo y de iones que se produjeron en ese momento, como el salto de los detectores volumétricos. Podríamos estar hablando de una explicación muy simple, una carga "electromagnética" en el lugar, posiblemente, pero... ¿Y esa interactuación en respuesta a nuestras preguntas?
Todo quedó registrado y grabado en vídeo por otra videocámara, al igual que fuimos testigos de ello las seis personas que estábamos allí esa noche.

Grabación Vídeo 


Informe

        En las 23 experimentaciones que he llevado a cabo en la mansión, y las que aún sigo llevando, realizando pruebas basadas en hipótesis dentro de la parapsicología e investigación de campo en busca a la respuesta de los fenómenos extraños ocurridos y hasta donde he podido alcanzar por mis propios medios y material de investigación, no he llegado a ser testigo directo de los hechos narrados por testigos de la zona, como apariciones espectrales o luminarias. Nada de tipo visual. Aunque si han quedado registradas fotografías y fotogramas que se escapan a la lógica que en el momento no fueron percibidas, y sí en su análisis en laboratorio.

         A diferencia de los registros sonoros captados por las grabadoras (EVP-parafonías) e incluso unos "gritos" y "susurros" "in situ" captados en varias experimentaciones por mi persona y compañeros. Como las lecturas en el detector de campos electromagnéticos e iones fuera de lo normal en algunas zonas concretas de la mansión. Incluso cambios bruscos de temperatura que descendieron en el mayor de los casos hasta 9 grados C en 43 minutos a mediodía.

          No habiendo cerrado esta investigación, y en la continuación y obtención de pruebas nuevas, puedo decir que, no descartando pese a no ser testigo, pero si por parte de esos resultados obtenidos, de que en este lugar se producen una serie de fenómenos "extraños" que se escapan de momento a toda realidad. Dejar claro que, siempre partiendo y basado en “hipótesis” que baraja la parapsicología en el estudio e investigación de fenómenos extraños.

          Toda la información histórica, pruebas obtenidas, registros, vídeos, fotografías etc… se encuentran en mi archivo personal, en disposición de los compañeros que quieran consultarlo.

Experimentación de Campo

Resultados experimentaciones

- Registros de Audio 35
- Fotografías anómalas 6
- Fotogramas Vídeo Infrarrojos 3
- Fotogramas Vídeo cámara Térmica 0
- Lecturas Detector Electromagnético 4,3 mG - 430 nT
- Registro condiciones ambientales
(Archivo)
- Registro Lecturas Puntos Calientes
Detectores Volumétricos
Cámaras Infrarrojas Inalámbricas
(Archivo)
- Pruebas Realizadas "In situ"
TCI, Caja Faraday, Doble Ciego...
(Archivo)
- Documentación
Documentación Histórica
Planos Mansión
-Entrevistas Testimonios Testigos
(Archivo)





Valentín Sarabia (SEAMP - DELEGACIÓN MURCIA)
www.valentinsarabia.com