seamp

Conociendo nuestro equipo: Los sensores.

Miles de grupos en todo el mundo utilizan variedad de sensores en las experimentaciones que llevan a cabo. Los más comunes son los sensores de movimientos portátiles, fáciles de colocar de usar y mantener.
Los sensores PIR:
PIR significa passive infrared, infrarrojo pasivo, esto quiere decir que no emiten ningún tipo de energía para la detección sino que se “nutren” de la emitida por los cuerpos u objetos en su rango de detección.
Se compone de un encapsulado con materiales que producen carga eléctrica al recibir la luz infrarroja, todo objeto emite dicha radiación, a no ser que se encuentre a 0 grados kelvin (-273,15 º C), pero estos sensores vienen diseñados para la detección de la franja infrarroja que emite el cuerpo humano. Su máximo esta en 10pm así que son sensores que responden a la onda larga.





El funcionamiento es bastante simple, el sensor tras un tiempo que va dependiendo del modelo de 10 a 60 segundos ha creado un “mapa” de emisiones IR del entorno, cuando este es roto por la presencia de un cuerpo, activa una salida y esta es usada para activar una alarma una luz indicadora o cualquier otro uso, una linterna en este caso si no emite en el espectro de onda IR no debería de afectar a su funcionamiento. Si el cuerpo tras el nuevo mapeo permanece inmóvil no será detectado.

Por otro lado el sensor va cubierto por una lente  FRESNEL que ayuda a focalizar en el sensor  la información que ha de recibir este.



El máximo alcance de estos sensores es de 6 metros usualmente,  aunque según el presupuesto los más avanzados pueden cubrir 180º  y más de 12m, hay que tener en cuenta que no detectan a través de objetos o tras las esquinas.
Existen montajes mixtos que incluyen un emisor receptor de ultrasonidos que no se activan hasta que ambos detectan.
Sensor con LDR
Más básicos en su funcionamiento, este tipo de sensores fotoeléctricos responden simplemente al cambio de la intensidad lumínica, al aumentar o disminuir su resistencia eléctrica también varía, usados en multitud de aplicaciones usuales en el ámbito doméstico.



Son empleados en los detectores de sombras, al bajar la intensidad luminica en el sensor por el paso de un objeto con opacidad este hace saltar una alarma, tambien hay dispositivos de bajo coste, con apariencia de detectores de movimiento que dentro contienen en lugar de sensores PIR un circuito que emplea una resistencia de este tipo.
Para unas condiciones de uso optimas de estos LDR la fuente de luz emitida a ellos ha de ser controlada, si por ejemplo lo ponemos de cara a una pared y enfocamos a esta nuestra linterna la reflexion hara que tengamos seguramente un falso positivo, por lo tanto es necesario mayor control sobre las pruebas realizadas con estos dispositivos.
Conclusiones:
- El empleo de dispositivos de detección ha de estar sujeto a un protocolo de colocación y supervisión posterior del experimento, medición de límites de detección y pruebas de funcionamiento o interacción con el resto del equipo, principalmente con emisores de luz, (focos IR, linternas, etc.). testeo que ha de estar reflejado para posterior contraste con posibles resultados.
- El bajo coste de estos sensores hace que sean una herramienta accesible, fiable en su funcionamiento, y de gran utilidad (incluso para delimitaciones perimetrales de seguridad en experimentaciones de campo).


Fuentes: conocimientos propios de electrónica industrial y Wikipedia.

Raúl Barranco García.        
            
rbarranco@seamp.net

Delegación de Madrid SEAMP.