seamp

Conociendo nuestro equipo: Medidor EMF (ELF).

De todos es conocido el famoso Mel meter en sus diferentes versiones. Existe un modelo idéntico de dispositivo, en este caso de una empresa española pero seguramente habrá más, las diferencias son el color de la caja exterior, el color de la iluminación de la pantalla y la adición por la empresa norteamericana de la sonda tipo "k" en el modelo base y la ghost box integrada o el rem pod integrado en otras versiones más caras.



Vayamos por partes, ¿Qué es la ELF? Es el rango de frecuencias comprendidas entre los 3 y los 300 hertzios (Hz), un hertzio es un ciclo por segundo.




Nuestro medidor parte desde los 30Htz. Pero hay datos a tener en cuenta como por ejemplo este:

Ondas ELF naturales:
La Tierra presenta ondas ELF de forma natural debido a la resonancia de la región comprendida entre la ionosfera y la superficie. Se inician con los rayos, que hacen oscilar los electrones de la atmósfera.1 El modo fundamental de la cavidad de la ionosfera terrestre tiene una longitud de onda igual a la circunferencia de la Tierra, que da como resultado una frecuencia de resonancia de 7,8 Hz. Esta frecuencia, y otros modos resonantes de 14, 20, 26 y 32 Hz aparecen como picos en el espectro ELF; este fenómeno se denomina resonancia de Schumann.
Como puede verse en negrita esos 32 Hz entrarían dentro del rango de detección del dispositivo.
Entonces, ¿es fácil o difícil su uso?
La autocrítica es necesaria y más en este campo, nosotros hemos también deambulado con él por todas partes sujetándolo en la mano en búsqueda de una lectura extraña, llenos de pasión y de curiosidad era la forma que habíamos visto de uso y cierto es que lo estábamos haciendo mal, lejos de recibir una crítica exterior ante tal procedimiento cuando dimos el salto para acercarnos a una visión más protocolizada y científica vimos que los datos recabados no nos daban ninguna señal que pudiera usarse bajo ninguna hipótesis, todo lo trabajado podía descartarse de un plumazo sin problemas, esto no nos ayudaba en nada.
La dificultad de uso correcto del dispositivo radica en que al ser de eje único ha de estar orientado al foco emisor del campo, como este disminuye con la distancia leer un valor no significa que visualicemos las tres variables que habría que conocer:
-localización del foco emisor.
-intensidad del campo generado en el foco.
-frecuencia del campo.

La medición de 1.0 mili gauss por ejemplo puede corresponder a una distancia de 20 cm de un ordenador o 45 metros de una torre de alta tensión. Como la medición además no muestra el valor de la frecuencia con la que es emitido el campo la incógnita es aún mayor. (No hablar ya del KII).

La distancia de detección depende de la potencia del campo y la orientación correcta del dispositivo de medición.
Un campo de baja potencia habrá de estar muy cerca a escasos cm. Una torre de alta tensión a metros.

 
Si leemos las instrucciones de medición habría que avanzar hacia el foco para localizarlo y mover en diferentes orientaciones el medidor para saber su dirección de emisión, en una experimentación de campo con una fenomenología fugaz esto es básicamente imposible, así que la mejor opción es su colocación estática cerca de los dispositivos de registro en caso de estar trabajando con TCI y grabadoras, o del sujeto en caso de estar trabajando con Kinect en un margen de distancia el cual pueda detectar de forma clara el campo EMF (/ELF),
Para otras experimentaciones el emplazamiento siempre se designara dependiendo la hipótesis que quiera demostrarse, por ejemplo:
¿Hay un campo electromagnético ELF (30hz a 300hz) asociado al movimiento de un objeto?
Para la búsqueda de la respuesta el dispositivo debería encontrarse sobre trípode y a una distancia la cual sea válida para la lectura sin interferir el movimiento del mismo y teniendo en cuenta la posible direccionalidad del campo, anotando posiciones exactas de todos los elementos para repetir en las mismas condiciones la experimentación las veces que sean necesarias.


Vamos con una pequeña comparativa de ambos modelos.




Como puede apreciarse las especificaciones son idénticas en todos los valores.




De nuevo ambos son idénticos.




De nuevo son más que semejantes. Las diferencias son la sonda tipo “k” y el fast measurement (medición rápida que muestra el valor leído en la sonda en la pantalla anulando la lectura de temperatura).

Es un instrumento con el cual podremos conocer si hay una asociación de campo electromagnético ELF y suceso anómalo pero a largo plazo tras contrastar muchísimas experimentaciones y todas realizadas bajo un mismo protocolo de colocación instrumental y metodología (lo recomendable sería un medidor de 3 ejes x, y, z pero las capacidades económicas de cada uno son diferentes). Por sí mismo un "pico" por el momento no evidencia prácticamente gran cosa salvo un dato curioso, ya que si no es contrastable con otros registros tomados en las mismas condiciones no tiene realmente validez alguna.
Hay que tener en cuenta la nota que aparece en ambos modelos marcada con un asterisco en letra pequeña: “debido a interferencia electromagnética en el ambiente, la lectura de la pantalla podrá mostrar valores pequeños antes de comprobarlo, por ejemplo menores a 0.05 micro Tesla. Esto no se considera un defecto del medidor”.

¿Así pues cual sería el valor de corte en el cual comenzaría la anomalía?
Respuesta sencilla: siempre por encima de ese valor.

¿Realmente los artículos vendidos para experimentación con sucesos anómalos fueron diseñados para tal fin o son instrumentos estándar con marketing detrás para su venta masiva?

¿Cómo influye en la visión exterior de las experimentaciones su uso incorrecto?

¿Los usuarios finales realmente conocen el procedimiento para la medición de un campo EMF o simplemente emulan lo visto en televisión o youtube?
¿Somos capaces de tener una autocrítica y poder subsanar nuestros fallos de procedimiento?
Son preguntas que hemos de hacernos entre todos para poder llegar a realizar experimentaciones  que aporten datos válidos para contrastes. sin estos siempre estaremos estancados en la emulación de otras personas, permaneceremos carentes de pensamiento crítico propio y sin posibilidad de arrojar jamás ninguna respuesta válida y objetiva, sea para validación o descarte de una posible evidencia.

Raúl Barranco García SEAMP Delegación Madrid.
rbarranco@seamp.net

Fuentes:
-http://www.pce-iberica.es/manuales/manual-pce-emf-823.pdf
-Manual Mel meter modelo:  Mel 8704 R de adquisición y test propio.
-Wikipedia.