seamp

Campamento

En esta investigación participamos David Bajo, Sara Torrecilla, Jesús Rojo, Raúl Barranco, Ariana Morillas y, Rafa de Sector 8.

Nada más llegar a Campamento nos entró unas ganas locas de comenzar la investigación inmediatamente. Las moles de edificios que se recortaban contra el horizonte nos prometían emociones fuertes a lo largo de esa tarde y noche.
Después de recorrer un par de salas nos encontramos con tres chicos que nos acompañaron en el primer contacto con los edificios y nos indicaron algún lugar que podría sernos de interés. Lo cierto es que estos chicos, a los que agradecemos su cooperación, tenían una curiosa relación con el acuartelamiento.

Empezamos por realizar un barrido electromagnético por todas las instalaciones, lo que nos llevó bastante tiempo dado el tamaño de los edificios. Durante el barrido nuestros compañeros Raúl y Jesús consiguieron una serie de interactuaciones, a través del K2, establecieron un código de respuesta con las entidades, mediante el que obtuvieron una serie de respuestas. Esto sucedió en dos zonas, en los baños comunes, y en la puerta de acceso a uno de los edificios.

A continuación, David y Rafa procedieron a realizar ambas pruebas de aislamiento, en la que obtuvieron alguna psicofonía.

Posteriormente nos planteamos realizar una prueba que no habíamos realizado nunca antes, un doble ciego. Para ellos nos dirigimos al tercer edificio, al primer piso. La intención era colocar una cámara estática, una grabadora, un walkie talkie y dos detectores de movimiento. Nuestra sorpresa fue mayúscula cuando los detectores empezaron a sonar sin motivo aparente, a continuación los medidores K2 empezaron a marcar positivos.
Nos dirigimos al patio para realizar la prueba, que consistió en hacer preguntas a través del walkie talkie y ver cuáles eran los resultados obtenidos. La prueba no nos defraudó, aunque hemos obtenido mejores resultados en otros emplazamientos.

Continuamos con una prueba de interactuación con “el guardián de la puerta”, el ente con el que ya habían entablado relación nuestros compañeros anteriormente. Para la prueba utilizamos un K2, una grabadora, una cámara estática y un mel meter.
La entidad interactuó con nosotros a través del K2, pero no tuvimos suerte con la grabadora ni con el mel-meter.

Vistos los resultados, decidimos trasladarnos hasta los baños comunitarios donde previamente habíamos obtenido resultados positivos. Una vez allí volvimos a usar una cámara para registrar lo que pudiera suceder, grabadora, K2 y mel meter. La entidad, igual que en la ocasión anterior con nuestros compañeros, decidió interactuar con nosotros en la parte delantera del baño común, y posteriormente nos condujo hasta la parte posterior del baño.
El susto vino en esos momentos, nos percatamos que un vehículo con guardias había accedido al recinto, y nos estaban buscando por los edificios. Habían localizado nuestra bolsa donde habíamos depositado los restos de nuestra cena, y las bebidas, y ahora intentaban localizarnos. Nos pasamos dos horas escondidos, a oscuras y sin movernos,… y sobretodo, esperando que ninguno hiciera algún ruido que pudiera delatar nuestra presencia… Finalmente abandonaron el recinto, aunque nosotros, medio aterrados todavía, tardamos un tiempo todavía en salir del recinto, hasta que conseguimos recuperarnos del susto….


CONCLUSIONES:

En principio, sin descartar que regresemos de nuevo a terminar la investigación que tuvimos que dejar a medias, el lugar presenta algún tipo de impregnación de los soldados que habitaron entre sus paredes. En ningún momento nos sentimos violentos, amenazados, ni observados. El material obtenido revela una actividad paranormal más allá de la impregnación provocada por los sentimientos de sus anteriores habitantes, y de los sentimientos que vivieron. La entidad encontrada en el baño encontró el modo de hacernos ver qué quería a través del k2 dándonos que pensar que se trataba de una causa inteligente.
Los tres chicos encontrados en el interior aun pudiendo hacer más actividades de ocio propias de su edad y de una gran ciudad pasaban las tardes en sus pasillos atraídos magnéticamente. Aún quedan soldados en su interior. Alguno incluso, parece que sigue montando guardia…

Video de la investigacion:


Fotomontaje:


Firmado: Ariana Morillas Ros, delegación Madrid. 2014